Categories

Most Popular

Most Viewed

Las ventajas de contar con un conserje

Las ventajas de contar con un conserje

Lo que hay que saber para ser cuidador

El conserje es una parte muy importante de cualquier comunidad de edificios, de propietarios o de oficinas, y en algunos casos ya sabe que, sin este trabajo, la vida cotidiana en algunos inmuebles, sometidos a un régimen de propiedad horizontal, simplemente no sería posible.

Por lo tanto, es muy importante custodiar este trabajo con cuidado y desarrollar la experiencia y la formación en las áreas pertinentes, incluso en las tecnologías más nuevas, como la videovigilancia.

La vivienda es una de las posesiones más valiosas que tienen muchas personas, su importancia es bien conocido también es importante para la comunidad de vecinos a la que pertenece.

Velar por el buen mantenimiento y la seguridad de las zonas comunes forma parte de la vida cotidiana de los vecinos de una comunidad.

Para atender de forma plena y eficaz a los vecinos de una comunidad, es necesario contar con las personas y los elementos necesarios para prestar este servicio. Uno de esos empleados clave es el conserje.

Las empresas de conserjes cuentan con personas cualificadas y muy profesionales que se encargan de que las comunidades funcionen correctamente y de que los propietarios y vecinos se sientan seguros y protegidos.

A continuación, te presentamos algunas de las principales funciones de un conserje y cómo benefician a las comunidades de vecinos:

Las principales funciones y ventajas de los servicios de conserjería

Algunas tareas no pueden asignarse a una persona concreta de una empresa o comunidad. Sin embargo, acertar con estas tareas es crucial para garantizar un buen funcionamiento.

Tener un conserje en una comunidad de vecinos resuelve muchas tareas de las que depende la buena salud de la comunidad. Las principales son las siguientes:

Gestionar el acceso a la propiedad

La capacidad de abrir y cerrar varias puertas y entradas a la comunidad, así como controlar quién entra y quien sale de la propiedad. Este control es fundamental para la seguridad de los vecinos y uno de los elementos disuasorios más potentes contra los robos.


Inspección y reparación de posibles daños

Los inmuebles tienen muchos componentes comunes que están sujetos a desgaste, rotura y avería.

Por ejemplo, el conserje puede ser directamente responsable del mantenimiento y la reparación de las instalaciones de iluminación de la propiedad. El conserje es el encargado de alertar de los problemas cuando la naturaleza de la avería es diferente y supera sus capacidades.

En este caso, el conserje también es responsable de comunicar y recibir a un técnico que ha llegado al lugar para realizar las reparaciones.


Recepción de correo

La recepción de cartas y paquetes es otra función importante de la conserjería.

Con la creciente popularidad de las compras online, la entrega a domicilio de paquetes de todos los tamaños es cada vez más habitual. Disponer de un conserje que recoja los paquetes cuando un vecino no está en casa es práctico y tranquilizador.

También puede controlar el acceso del personal de reparto y recibir paquetes y correo certificado en ausencia del destinatario.


Recogida de basuras

Sacar y guardar los cubos, así como limpiarlos para que los vecinos puedan depositar sus bolsas de basura.


Limpieza intensiva

La mayor parte de este trabajo se deja en manos de limpiadores profesionales, pero puede complementarse con tareas específicas realizadas por el cuidador. Un ejemplo es la limpieza periódica de espejos, buzones y ventanas.

En el caso de las comunidades de vecinos pequeñas, puede bastar con que un conserje realice todas las tareas de limpieza y mantenga la comunidad en perfecto estado.


Mantener el espacio ordenado

Mantener los espacios ordenados es indispensable en una comunidad y una de las principales tareas del conserje.


Conclusión

Un conserje, es la persona encargada de cuidar, limpiar y cerrar los edificios de oficinas y comunidades de vecinos. De esta definición se desprende que el conserje debe informar a los vecinos y propietarios no sólo en cuanto a la estructura de la instalación, sino también en cuanto a la entrada de personas ajenas al edificio.

Esta es una de las tareas de gestión, la otra corresponde a la gestión de los objetos que componen a la comunidad, es decir, las zonas comunes y la propiedad.

Es importante tener en cuenta que para que el conserje pueda realizar su trabajo de forma adecuada y eficiente, las comunidades deben proporcionar todo el equipamiento necesario de acuerdo con la legislación laboral y de prevención de riesgos.

Esto significa que los conserjes deben realizar su trabajo en un entorno lo más seguro posible y la comunidad debe garantizarlo.

Por último, tener un conserje es la mejor garantía de que se cubrirán algunas de las necesidades básicas del edificio. También representa una cifra de confianza muy útil en caso de circunstancias imprevistas.

5/5 - (22 votos)

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*

    tres × cuatro =

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

    aceptar