Categories

Most Popular

Most Viewed

Diferentes técnicas de tala de árboles

Diferentes técnicas de tala de árboles

Diferentes actividades de tala

Dependiendo del trabajo a realizar, del tamaño del árbol, de la inclinación natural, la posición, la topografía del terreno y de las estructuras cercanas, existen diferentes técnicas de tala y este trabajo suele requerir la realización de otras actividades.

A continuación, presentamos una lista no exhaustiva de técnicas de tala de árboles y actividades relacionadas. Teniendo en cuenta que para cada una de estas técnicas se requiere un equipo profesional específico y adaptado para maximizar el rendimiento de corte y, sobre todo, para ofrecer la seguridad necesaria a los usuarios.

Cortar la maleza

Antes de talar un árbol, es importante el desbroce de fincas, para despejar el terreno alrededor del mismo en varios metros para tener una zona de aterrizaje limpia.

La limpieza de la maleza también sirve para reducir el riesgo de incendio al eliminar la vegetación leñosa. La tala se deja en el lugar para ayudar a regenerar el suelo y la vegetación.


Desramar

El desramado es una técnica esencial que debe realizarse antes de la tala si ciertos elementos pueden dificultar la caída del árbol y crear riesgos de seguridad. El desramado puede realizarse en el suelo o desde arriba.

Cualquier que sea el caso, el trabajo lo realizará un talador profesional utilizando una motosierra o podadora de pértiga. Además de utilizar un equipo de protección individual (EPI) específicos: casco de seguridad, gafas protectoras, zapatos de seguridad, guantes, ropa adecuada resistente a los cortes y arnés de seguridad.

Finalmente, el trabajo de desrame también se realiza después del árbol haya sido talado, cuando está en el suelo, y antes de cortarlo.


Tala de árbol

La tala de árboles es la actividad principal de la reducción de un árbol, por lo que es importante conocer los distintos pasos que se siguen.

En primer lugar, hay que hacer un corte en el tronco en el lado donde va a caer.

Luego hay que hacer un segundo corte horizontal debajo del primero y un tercero corte en el lado opuesto. Este último corte se denomina «línea de tala» porque el árbol sólo se mantiene unido por una fina clavija.

El profesional utiliza una palanca de tala para ayudar a que el árbol caiga en la dirección opuesta a su inclinación natural. La palanca se introduce en la línea de tala. Una vez colocado, el talador corta el resto de la línea de tala en ángulo con una motosierra para evitar el contacto con la palanca.

La palanca es de acero, por lo que no puede entrar en contacto con la motosierra. Una vez realizado el corte de tala, basta con activar la palanca a mano.

Para ayudarle a derribar el árbol, utiliza una cuerda para colocar alrededor de la rama y un elevador de árboles. Una vez realizado el corte de tala, basta con tirar del brazo y el árbol cae a su destino.

Tala de árbol


Cortar el árbol

Una vez que el árbol ha sido derribado, es el momento de cortarlo. Esta técnica consiste en reducir el árbol a troncos. Esto se hace en el lugar de la tala o, si el terreno no lo permite, en una zona especial. En este último caso, hay que transportar los troncos, lo que se conoce como arrastre.

El corte se realiza para facilitar el transporte y el almacenamiento de la madera, que suele transformarse en leña de las dimensiones adecuadas.

Los trabajos de corte requieren una motosierra adecuada, una sierra si es necesario, abrazaderas y ganchos de elevación y un EPI adecuado. Si la madera lo permite y hay suficiente espacio, el talador puede utilizar un caballete para facilitar el corte y hacerlo más seguro.


Eliminación del tocón

La retirada del tocón es el último paso en la tala de un árbol. Esta etapa consiste en extraer el tocón del árbol y las raíces aún presentes bajo el suelo. La eliminación de tocones es fundamental para nivelar el suelo y hacerlo transitable para los peatones y los vehículos. Pero también evita que los tocones se pudran y se conviertan en un caldo de cultivo de hongos infecciosos.

Es muy fácil destoconar un árbol siempre y cuando el talador utilice la técnica adecuada:

  • Retira la tierra de alrededor del tocón (al menos 1,5 m) con una pala y/o un pico,
  • Limpia la tierra alrededor de las raíces hasta una profundidad de 40 cm,
  • Corta las raíces con una sierra o una motosierra,
  • Cava más profundo alrededor del tocón,
  • Sacude el tocón y sácalo de la tierra,
  • Rellena el agujero.

También es posible destoconar un árbol utilizando productos químicos o, alternativamente, de forma natural dejando que el tocón se pudra por sí mismo y evitando que vuelva a crecer.


Recorte o desmoche

El recorte, también llamado desmoche, es una técnica que consiste en podar la parte superior del árbol. Esta actividad se realiza principalmente durante la vida del árbol para reducir su tamaño, que se ha vuelto demasiado imponente, para limitar su exposición al viento o para reanimarlo después de una enfermedad.

Al utilizar esta técnica de poda, se actúa sobre el propio esqueleto del árbol, lo que lo transforma por completo.

Esta técnica se utiliza principalmente en las coníferas, pero también puede utilizarse en los árboles de hoja caduca si el árbol se poda posteriormente para reequilibrar su silueta.

Para no estropear demasiado el árbol, aconsejamos no podar más de un tercio del árbol hasta un diámetro máximo de 15 cm. Las ramas laterales superiores deben podarse para que el árbol recupere su forma cónica y, por tanto, una silueta armoniosa.

El desmoche también puede realizarse antes de la tala de un árbol si éste es demasiado grande para su ubicación.

Sin embargo, si el árbol es demasiado grande y su entorno demasiado pequeño para crear un punto de caída, es preferible desmantelar el árbol en lugar de cortarlo.

Recorte o desmoche


Desmontaje

El desmantelamiento es una técnica que compite con la tala, porque aquí no se trata de hacer un corte para que el árbol caiga antes de cortarlo, sino de cortarlo en el suelo (mientras está en pie). De hecho, a menudo ocurre que no hay suficiente espacio alrededor del árbol para crear un punto de caída. Por tanto, no hay otra solución que desmontarlo.

Esta técnica consiste en cortar el árbol en secciones (o troncos) empezando por la parte superior del árbol y terminando en el tocón. Los troncos y las ramas se sujetan con una cuerda mientras se bajan para evitar que caigan sobre estructuras o personas.

5/5 - (20 votos)

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*

    5 × cinco =

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

    aceptar