Categories

Most Popular

Most Viewed

¿Cómo se pinta una puerta?    

¿Cómo se pinta una puerta?    
- Solo 2 Minutos de lectura ⌚ -

Antes de empezar a aplicar la pintura en una superficie, es importante respetar y tener en cuenta varios elementos que detallaremos a continuación.


Preparar, equipar y desinstalar

Antes de pintar, asegúrate de proteger el piso y cualquier superficie que se pueda manchar. Coloca una lona en el suelo y usa cinta adhesiva para el marco de la puerta. Entonces, equípate con herramientas. Para este trabajo recomendamos usar.:

  • Papel de lija
  • Esponja
  • Cepillo
  • Rueda
  • Barra de hierro o cincel o elevador de puerta
  • Destornillador

Una vez que tengas tus herramientas a mano, lo ideal sería que desbloquearas la puerta. Empieza abriendo la puerta de par en par y ponla perpendicular a la pared. Entonces coloca una cuña o un tablón delgado de madera debajo de tu puerta para no dañar el suelo cuando lo levantes. Usando una palanca, un cincel o un elevador de puerta, asegúrate de que la puerta salga de sus bisagras.

Pintores Madrid aporta como consejo: La mejor manera de pintar una puerta es colocarla en horizontal sobre caballetes. Sin embargo, si esto no es posible, puede simplemente quitar las manijas y bloquear y proteger el piso debajo de la puerta.


Lijar una puerta

Una vez que la puerta esté desbloqueada, quita las manijas y las cerraduras. Para facilitar la adherencia de la pintura, lija la puerta una vez con una lija de grano grueso y luego una segunda vez con una lija de grano medio. El objetivo es hacerlo lo más suave posible.

Consejo: Si la puerta ya está pintada o dañada, debes quitarla antes de lijarla.

Una vez que la puerta esté lisa, usa una esponja o un paño para humedecerla, sin mojar la superficie, para reducir el tiempo de secado. Esta acción permitirá pintar a tu propio ritmo, evitando las marcas de los pinceles.


Pintar la superficie

Pintar una puerta es un proceso de dos pasos. Primero hay que pintar los lados, es decir, los bordes y luego los dos lados planos de la puerta.

Para pintar los bordes de la puerta, aplica la pintura con un pincel p brocha, de arriba a abajo y de abajo a arriba. Una vez hecho esto, puede pintar la puerta con un acabado satinado, y el rodillo apropiado.

Consejo: si deseas pintar la puerta de color, los bordes interiores y exteriores tendrán que ser pintados de otro color. Imaginemos que tu puerta se abre a una cocina naranja, tus bordes interiores lado de la manija y la cerradura, arriba y abajo tendrán que ser pintados en este color. Si para acceder a la cocina entras desde el salón pintado en beige, entonces el borde exterior lado de la bisagra de la puerta tendrá que estar pintado en beige.

Si tu puerta tiene un marco en relieve, también puedes pintarla de un color diferente al utilizado para el resto de la puerta en los elementos centrales. Esto permite crear un efecto de profundidad y la diversidad de colores permitirá hacer que la puerta destaque más.

Antes de pintar los marcos, por favor asegúrate de que estén perfectamente limpios y despojados para una mejor adhesión de la pintura.

Si repintas los marcos que ya han sido pintados, primero quita la pintura vieja. En cuanto a los bordes, la pintura se aplica con un pincel de arriba a abajo y de abajo a arriba. Se pueden aplicar dos capas de pintura, aunque una puede ser suficiente.


Terminar el trabajo

Una vez que la pintura se seca, todo lo que tienes que hacer es cambiar la puerta. Como lo has realizado cuando la retiraste, vuelve a colocar la puerta de manera que quede perpendicular a la pared.

Una vez que esté en su lugar, puedes bajarlo gradualmente en las bisagras. ¡Coloca de nuevo la cerradura y la manija que quitaste de antemano y admire tu trabajo!

 

    Deja tu comentario

    Tu dirección de correo no será publicada.*

    17 − 12 =

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

    aceptar