Categories

Most Popular

Most Viewed

Consejos que hay que tener en cuenta al elegir una valla

5 errores comunes que hay que evitar al elegir una valla

Instalación de un cerramiento o valla en tu propiedad

La delimitación de un terreno es esencial si quieres asegurar tu propiedad. También es una excelente solución para evitar que los niños pequeños se escapen de la vigilancia de sus padres, o que tu mascota se escape. La instalación de un cerramiento metálico es la solución perfecta para estos problemas.

Para asegurarte del éxito de un proyecto de cercado para tu hogar desde el principio, hemos preparado un resumen de 5 errores comunes que deben evitarse al elegir los cerramientos metálicos.


Características específicas de un cerramiento

Existen diferentes tipos de cerramientos que pueden utilizarse para cercar terrenos en zonas urbanas o rurales. Las vallas rígidas están formadas por mallas de acero galvanizado que han sido sometidas a un proceso de tratamiento superficial denominado recubrimiento en polvo. Este proceso protege el metal para garantizar una larga vida y también lo colorea para aumentar sus cualidades estéticas. La malla está cruzada y soldada para lograr una mayor rigidez. Los cerramientos metálicos rígidos tiene ventajas indiscutibles, como:

  • Son resistente
  • No se deforman
  • Son compatibles a las condiciones meteorológicas
  • Se adaptan las zonas con viento
  • Disuasión de la intrusión
  • Son perfectamente rectas
  • Ofrecen una buena relación calidad/precio

Paneles planos y paneles plisados

Estas son las dos categorías de paneles de mallade alambre soldados

Los paneles planos ofrecen un alto nivel de seguridad debido a su buena rigidez, pero también al mayor número de cables en comparación con un panel plegado. Desde el punto de vista estético, el panel plano es muy sencillo. Su aspecto limpio encaja bien con un estilo de construcción contemporáneo.

Los paneles plegados están fabricados de alambres que no suelen tener más de 5 mm de diámetro. Los hilos forman un pliegue, una especie de bulto, en la parte superior del panel. Esta característica aumenta la rigidez de todo el elemento del cerramiento. Son más baratos que los paneles planos y son de buena calidad.

Paneles planos y paneles plisados


Cerramientos a medida

Los cerramientos metálicos están disponibles en paneles de varios tamaños, de 60 a 200 cm de altura y de 150 a 300 cm de longitud. La gama de colores se ha ampliado a lo largo de los años. Ahora hay casi 200 colores diferentes. Por fin es posible huir del verde y dar un toque decorativo al jardín, siempre que el presupuesto no sea demasiado elevado. Ahora los consumidores pueden optar por soluciones a medida, o casi.


Un cerramiento en el suelo o en un muro bajo

Los cerramientos rígidas o mallas metálicas pueden instalarse en el suelo o en un muro bajo. Se recomienda para cercar un jardín plano o un sitio con una pendiente moderada y regular.

Por otro lado, como las vallas rígidas no proporcionan privacidad, no pueden utilizarse como pantalla de privacidad. Sin embargo, se puede complementar con una valla de plantas perennes capaz de proteger el lugar de las miradas indiscretas.


Elección del cerramiento metálico correcto

Sí has llegado al final de esta lectura, que esperamos sea instructivo y sobre todo útil, deberías saber con más claridad la elección de la valla correcta a la hora de comprarla.

Primero debes elegir el tipo de cerramiento que corresponde a tu proyecto, tus necesidades y tu presupuesto.

Es importante no subestimar tus necesidades y elegir un cerramiento que no cumple con los requisitos. Porque en este caso, y es un error común cuando quieres ahorrar más de lo que te puedes permitir, el cerramiento no satisfará tus necesidades.

Así que dedica el tiempo necesario para elegir el cerramiento correcto para no cometer ningún error de los antes mencionados y si no sabes cuál es la correcta, contacta con una empresa de fabricación de vallas y cerramientos metálicos profesional.

Para hacer una buena comparación entre los diferentes tipos de cerramientos, es necesario conocer su precio, calidad y el servicio.


Las principales etapas de la instalación de una valla de alambre rígido

La instalación de cerramientos metálicos en el perímetro de la propiedad no permite ninguna aproximación. El resultado final no sólo depende de la belleza del producto, sino también del cuidado con el que se instale.

Preparar el terreno

Antes de instalar los cerramientos metálicos, hay que empezar por:

  • Eliminar las plantas que puedan estorbar
  • Marcar el perímetro del lugar
  • Nivelar el suelo si es necesario para limitar el relieve.
  • Cavar agujeros cuadrados, de 50 cm de profundidad y 30 cm de ancho.

Instalación de cerramientos en terreno plano

Los profesionales recomiendan comenzar la instalación de un cerramiento en una de las esquinas del terreno. El principio de la instalación es el siguiente:

  • Se prepara una mezcla a base de cemento (25% de cemento y 75% de grava y arena + agua).
  • Insertemos un panel entre dos postes.
  • Se fija las abrazaderas del medio/extremo para sujetar el cerramiento en la base, el medio y la parte superior. El número de abrazaderas necesarias es de 4, 6 u 8, dependiendo de la altura del cerramiento.
  • Se planta cada poste en un agujero previamente cavado.
  • Rellenamos cada agujero con cemento.
  • Por último, procedemos de la misma manera con los siguientes paneles, teniendo cuidado de fijar los paneles entre sí con abrazaderas y de comprobar siempre la verticalidad y la horizontalidad con un nivel de burbuja.
4.7/5 - (21 votos)

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*

    11 + 6 =

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

    aceptar