Categories

Most Popular

Most Viewed

¿Cuáles son las propiedades de la magnetoterapia?

¿Cuáles son las propiedades de la magnetoterapia?

¿Qué es magnetoterapia?

La magnetoterapia es un método de medicina alternativa que utiliza los efectos de los campos magnéticos en el cuerpo humano para tratar o prevenir diversas enfermedades.

Los campos magnéticos son de dos tipos:

  • Variable (de baja frecuencia y de alta frecuencia)
  • Permanente

Existen los siguientes equipos de magnetoterapia:

  • Magnetoterapia local: En la acción de los campos magnéticos que se dirige a determinadas zonas del cuerpo humano (por ejemplo, un dedo o una articulación)
  • Magnetoterapia general: Cuando se aplican campos magnéticos en todo el cuerpo con el fin de fortalecerlo.

Todos los imanes tienen polos norte (negativo) y polos sur (positivo). Según el efecto de los polos en el organismo humano, se consiguen diferentes efectos terapéuticos:

El polo norte produce los siguientes efectos terapéuticos:

  • Aumenta la energía interior
  • Mayor eficiencia y rendimiento mental
  • Aumento de la acidez en el cuerpo
  • Acelera el crecimiento bacteriano, por lo que está contraindicado en caso de enfermedades inflamatorias e infecciosas agudas.

Los siguientes efectos son producidos por el Polo Sur:

  • Las sensaciones de dolor se reducen
  • Tiene un efecto antiinflamatorio
  • Detiene el crecimiento y desarrollo de bacterias
  • Tiene un efecto alcalinizante en el organismo
  • Reduce la acidez en el cuerpo
  • Tiene un efecto calmante sobre el sistema nervioso
  • Tiene un efecto perjudicial sobre los depósitos de lípidos (grasa)
  • Tiene un efecto hemostático
  • Mejora la elasticidad de la pared vascular.

¿Qué es magnetoterapia?


Datos históricos sobre la magnetoterapia

La historia de la magnetoterapia se remonta a siglos atrás. La palabra «magnetismo» tiene su origen en el nombre de la ciudad de Magnesia, en Asia Menor. Fue aquí donde se encontraron por primera vez minerales negros (ironstone magnético) con una atracción magnética hacia el hierro.

Más tarde, se empezaron a fabricar imanes naturales de diferente tamaño y fuerza a partir de la piedra de hierro magnética.

Al principio, se observó que cuando se suspendía en el aire un trozo de imán alargado, un extremo apuntaba hacia el norte y el otro hacia el sur. Posteriormente, las brújulas comenzaron a expandirse ampliamente, llegando a Europa. Con su ayuda, los marinos y navegantes realizaron los mayores descubrimientos geográficos.

Además, incluso en las civilizaciones antiguas, los imanes se utilizaban como tratamiento para diversas enfermedades. Los escritos de Hipócrates, así como los manuscritos de los sacerdotes egipcios, dan fe de ello. Se creía que un polvo hecho con estos minerales tenía un efecto laxante, antiinflamatorio y también astringente. Sin embargo, el uso de imanes con fines terapéuticos siempre ha sido un tema controvertido entre científicos y curanderos. Algunos los usaban como tratamiento primario, mientras que otros han considerado que el polvo magnético es un agente venenoso y perjudicial.

En China, se cree que la fuerza vital responsable de la salud física y mental es la energía Qi que circula por el cuerpo. La interrupción de la circulación de esta energía puede desencadenar el desarrollo de diversas enfermedades. Se cree que la salud puede restablecerse mediante el uso de imanes que se aplican a determinadas zonas del cuerpo humano durante el tratamiento. Esto se hace con el objetivo de restablecer la progresión normal de la energía vital Qi.

El famoso alquimista y médico Paracelso utilizaba los imanes para tratar diversas enfermedades. Él, al igual que en China, señalaba la fuerza vital disponible en una persona y la llamaba «archeus». Se creía que la falta de archaeus en el cuerpo humano provocaba diversas enfermedades. Paracelso consideraba asombroso el poder de los imanes y los utilizaba para tratar enfermedades como la epilepsia, la diarrea y otras.

Franz Anton Mesmer, filósofo y médico austriaco, estudió los efectos de los campos magnéticos en el cuerpo humano y su aplicación en medicina con fines terapéuticos. La sociedad de investigación a la que pertenecía creía que los imanes podían utilizarse para tratar dolores de diversas etiologías, así como enfermedades neurológicas. Los médicos de la época prescribían pulseras, cinturones y colgantes magnéticos como tratamiento.

En la actualidad, más de ciento veinte millones de personas en todo el mundo utilizan la magnetoterapia. Desde hace tiempo se reconoce como un método de tratamiento seguro y eficaz.

Las propiedades de los imanes se utilizan para tratar enfermedades durante la rehabilitación postoperatoria y como medida profiláctica contra diversas enfermedades. Un campo magnético permanente estimula las fuerzas inmunitarias del cuerpo, proporcionando a todos los sistemas y órganos vitales un apoyo natural y hay una mejora en la circulación sanguínea.


Mecanismo de los efectos terapéuticos de la magnetoterapia

Hoy en día, existen muchos dispositivos y equipos de magnetoterapia. Cada uno de ellos difiere de los demás, principalmente en su diseño, así como en ciertas funciones.

  • En el caso de las enfermedades superficiales, se suelen utilizar equipos portátiles, cuya ventaja es su movilidad.
  • En el caso de patologías más graves, está indicado un dispositivo fijo.
  • También existen varios dispositivos de pulseras con imanes, pero sólo las alteraciones leves pueden beneficiarse de este tipo de tratamiento.

Beneficios de la magnetoterapia

Mediante la exposición de zonas y mecanismos específicos del cuerpo humano a los campos magnéticos, se pueden experimentar los siguientes beneficios:

  • El metabolismo mejora, por lo que se corrigen las grasas, lo que conlleva una reducción del volumen corporal.
  • Bajo la influencia del campo magnético, la magnetización del hierro en la sangre cambia, por lo que aumenta la capacidad de la hemoglobina para transportar mejor el oxígeno a los tejidos. La calidad del suministro de oxígeno, a su vez, mejora la saturación de oxígeno de diversos órganos y tejidos, lo que se traduce en un aumento de la tasa metabólica del organismo.
  • Cuando te expones a un campo magnético, los vasos linfáticos se contraen, lo que ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo.
  • La hinchazón de los tejidos disminuye (por ejemplo, en casos de enfermedades cardíacas y renales).
  • Se observa el buen funcionamiento de los vasos sanguíneos y fibras nerviosas
  • El uso de un campo magnético de baja frecuencia tiene efectos beneficiosos para la salud sobre todo el sistema nervioso.
  • Se observa cambios positivos en enfermedades asociadas a los trastornos de la circulación periférica y la inervación (por ejemplo, la diabetes mellitus)
  • Existe un pronóstico favorable en el tratamiento de todas las enfermedades que se acompañan de inflamación crónica.
  • Se acelera la cicatrización de los tejidos corporales dañados (por ejemplo, después de quemaduras o lesiones).
  • Reduce el dolor en los síndromes de dolor crónico.
  • Acelera la cicatrización tras intervenciones quirúrgicas.

Equipos de magnetoterapia

Dispositivos fijos o estacionarios

Estos dispositivos suelen consistir en un pedestal móvil con una pantalla gráfica integrada. Mediante un ordenador se define un protocolo de tratamiento específico donde la máquina envía órdenes a los dispositivos y accesorios adicionales.

La pantalla gráfica tiene una memoria de unos cien protocolos integrados. El ordenador también está dotado de regulación de la frecuencia del campo magnético (de uno a cien hercios) y de la potencia (de uno a cien gauss).

Los siguientes equipos están disponibles como accesorios:

  • Emisores locales, que permiten concentrar la acción de los campos magnéticos en las partes necesarias del cuerpo (por ejemplo, músculos, articulaciones)
  • Cinturones magnéticos
  • Faja de solenoides de varios diámetros (normalmente utilizados para el tratamiento de extremidades)
  • Camilla con solenoide móvil (para el tratamiento de todo el cuerpo).

Nota: La acción del solenoide tiene como objetivo producir un campo magnético circular.

Equipos de magnetoterapia


Dispositivos portátiles

Estos equipos son dispositivos portátiles, que actúan colocando el dispositivo en la zona afectada del cuerpo.

Los campos magnéticos de los dispositivos portátiles tienen los siguientes efectos terapéuticos:

  • Antiinflamatorio
  • Descongestionante
  • Analgésico
  • Sedante (calmante)
  • También se produce una mejora de la microcirculación sanguínea debido a los efectos del campo magnético.

Joyas magnéticas

Existen los siguientes tipos de joyas magnéticas:

  • Brazaletes y pulseas
  • Collares
  • Relojes
  • Anillos
  • Pendientes
  • Broches
  • Clips y otros.

Las joyas magnéticas están indicadas para las siguientes condiciones patológicas:

  • Hipotensión arterial baja
  • hipertensión arterial alta
  • Trastornos circulatorios
  • Dolor de espalda
  • Dolores articulares
  • Fatiga.

Indicaciones de la magnetoterapia

El poder curativo de los imanes es conocido por el hombre desde la antigüedad. Tienen un efecto favorable sobre el cuerpo humano en general.

La principal ventaja de la influencia de los imanes es su propiedad inmunomoduladores altamente efectiva, activan los sistemas de protección natural intracelular, aceleran el proceso de sanación en tejidos y vasos. La magnetoterapia también tiene efectos antiinflamatorios y antiedematosos.

Los imanes son muy utilizados:

  • Para el tratamiento de muchas enfermedades
  • Para la prevención de enfermedades
  • En la rehabilitación postoperatoria

Antes del tratamiento con magnetoterapia, es aconsejable determinar primero la sensibilidad de una persona a las influencias magnéticas, porque si una persona no es susceptible a los imanes, se puede observar efectos terapéuticos de la fisioterapia.

Para determinar si una persona es sensible a la influencia magnética, hay que colocar un imán en el centro de la mano y esperar un tiempo de reacción.

La sensibilidad a la influencia magnética se determina de la siguiente manera:

  • Si la persona sintió una sensación de pulsación en la zona donde se aplicó el imán después de cinco minutos, entonces la sensibilidad es alta
  • Si la persona siente una sensación pulsante veinte minutos después de colocar el imán, entonces su sensibilidad es media
  • Si no hay sensación, entonces no hay sensibilidad en absoluto.

Contraindicaciones de la magnetoterapia

La magnetoterapia, como cualquier método de tratamiento en medicina, tiene sus propias indicaciones y contraindicaciones de uso.

Cabe señalar que este método de tratamiento puede tener un efecto positivo en la salud humana, así como negativo.

Por lo tanto, antes de utilizarlo, es necesario consultar con tu médico, quien determinará si existe alguna contraindicación.

El médico, al prescribir magnetoterapia a un paciente, tendrá en cuenta los siguientes factores:

  • La edad del paciente
  • Estado general de salud
  • Sensibilidad a la magnetoterapia
  • Presencia de enfermedades agudas y crónicas
  • La dinámica del curso de la enfermedad
  • Etapa de la enfermedad
  • Resultados de las pruebas realizadas
  • Estado mental del paciente

Entre todos los tratamientos de fisioterapia conocidos, la magnetoterapia es el procedimiento más sencillo y seguro. Está indicado para personas con contraindicaciones a otros procedimientos fisioterapéuticos.

Otra ventaja de la influencia de los imanes es que su acción puede penetrar a través de la ropa, el material de escayola, la piel tratada con diversas cremas y geles.

Como cualquier método físico, los imanes tienen algún efecto sobre el cuerpo humano, pero hasta ahora no se ha detectado ningún daño debido a los efectos de la magnetoterapia en el cuerpo.

5/5 - (21 votos)

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*

    3 × 3 =

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

    aceptar